manyana.jpg

La Torre de Cabdella reclama volver a ser la Torre de Capdella

La Torre de Cabdella - ACN  2010-01-17

La Vall Fosca, en el Pallars Jussà, es seguramente una de las zonas con más conflictos lingüísticos con respecto a la toponimia. Arranca con el propio nombre del municipio, la Torre de Cabdella, que para los filólogos y el aprobado oficialmente es con “b”, pero que para sus habitantes y el Ayuntamiento, va con “p”.

Lo mismo sucede con el núcleo de Cabdella. El alcalde, Josep Maria Dalmau, dice que se trata de una cuestión histórica y sentimental y que algún día se tendrá que corregir el error. Las mismas discrepancias surgen con el nombre de Saurí, en el Pallars Sobirà. Mientras todos los vecinos y la documentación antigua escriben Seurí, con “e”, oficialmente es con “a”.
La argumentación de los vecinos de la Vall Fosca para defender Capdella con “p” es que esta última grafía está basada en la costumbre y en la tradición. Se trata de un pequeño conflicto entre la ciencia lingüística y el sentimiento local. El Ayuntamiento utiliza exclusivamente la forma escrita con “p” y lamenta que las señalizaciones aparezcan con “b”.
El alcalde de la Torre de Cabdella, Josep Maria Dalmau, explica que en el valle también tienen otros conflictos como el pueblo de Guiró. Los vecinos del pueblo siempre lo han llamado Aguiró. En la carretera que lleva a la población se puede ver una “a” sobrepuesta a los carteles indicadores.
Dalmau explica que tendrán que reservar una pequeña partida económica para hacer un estudio riguroso del origen de los nombres de los pueblos y de esta manera poder demostrar que en la Vall Fosca siempre se han llamado de una determinada manera y no como les quieren imponer a los filólogos.
En el Pallars Jussà también hay conflicto en el pueblo de Hortoneda. Para los vecinos la “h” que aparece a los carteles es una imposición y lo demuestra un cartel antiguo de indicación del pueblo, que todavía conservan junto al nuevo que no llevaba la “h”.