El juez admite la suspensión de pagos de Martinsa- Fadesa

Lleida - Redacción  2008-07-25

 

El Juzgado de lo Mercantil número 1 de A Coruña admitió ayer el concurso voluntario de acreedores (antigua suspensión de pagos) para la inmobiliaria Martinsa -Fadesa, la promotora del macrocomplejo de ocio, esquí y viviendas de la Vall Fosca, proyecto que ahora podría quedar en suspenso hasta que el administrador judicial determine los pasos a seguir.

El auto judicial remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) detalla que los acreedores de la compañía podrán dar a conocer a la administración concursal los créditos que les debe la inmobiliaria en el plazo de un mes a contar desde el próximo 1 de setiembre.
No obstante, la inmobiliaria confía en poder llevar a cabo el convenio anticipado, algo que, según la Ley Concursal, podría implicar una quita de hasta el 50 por ciento de su deuda y un plazo de espera para el pago de hasta 5 años.
El Juzgado ha designado como miembros de la administración concursal, que cuenta con dos meses a partir del 1 de setiembre para elaborar una memoria de la situación de la compañía, a la abogada Antonia Magdaleno Carmona -de la firma Broseta Abogados- y a Bankinter, en representación de los acreedores, mientras que el tercer administrador será designado por el supervisor bursátil.
Martinsa -Fadesa presentó el pasado 15 de julio la solicitud de concurso voluntario de acreedores para garantizar la continuidad de su proyecto empresarial y poder sanear la compañía, que cuenta con una deuda de 5.200 millones de euros y un patrimonio de 10.805 millones de euros.
La declaración de concurso fue aceptada porque, según el auto, la compañía se encuentra en “estado de insolvencia inminente” como consecuencia de la drástica disminución de su actividad durante el presente ejercicio, dado el estancamiento del mercado inmobiliario.
En su razonamiento, el juez explica que la insolvencia “no presupone la insuficiencia patrimonial para responder al pago de todas sus obligaciones, sino únicamente la imposibilidad de satisfacerlas a sus vencimientos”.
Por esta razón, aun cuando el patrimonio de Martinsa -Fadesa baste para cubrir la totalidad de su deuda, lo relevante para el juez ha sido determinar que en la situación actual la compañía no puede hacer los pagos comprometidos sin exponerse a “ejecuciones singulares”.
No obstante, Martinsa -Fadesa aseguró ayer que “seguirá trabajando, bajo la supervisión de la administración concursal designada” y que su intención es “satisfacer todos y cada uno de los compromisos adquiridos con sus clientes”, lo que incluye los compradores de viviendas en el complejo de la Vall Fosca.
Además de la sociedad matriz, seis de sus filiales también presentaron la solicitud de suspensión de pagos en el mismo juzgado, expedientes que podrían ser tramitados en la capital, si lo solicita el Juzgado de lo Mercantil número 5. Es en este juzgado madrileño donde ha recaído la petición de concurso de tres sociedades del presidente de Martinsa -Fadesa, Fernando Martín, a través de las que controla un 44,46 por ciento de la inmobiliaria.

Sin noticias en la Vall Fosca

Mientras, en la Vall Fosca siguen las incógnitas sobre el futuro del complejo que Martinsa- Fadesa promueve en el valle, uno de sus proyectos más importantes en Catalunya que incluye pistas de esquí, varios hoteles, 1.000 viviendas, un campo de golf, una zona comercial, un spa y un centro de convenciones.
En este sentido, el alcalde de la Torre de Capdella, Josep Maria Dalmau, explicó ayer que todavía no se han puesto en contacto con la empresa, aunque las obras (de momento se trabaja en las pirmeras 99 viviendas y en las pistas de esquí) siguen adelante, aunque a un ritmo más lento. Sin embargo, los asesores del consistorio siguen recabando documentación por si fuera necesario emprender acciones legales.

El consistorio pone su abogado al servicio de los vecinos

El alcalde de la Torre de Capdella, municipio en el que se proyecta el macrocomplejo de la Vall Fosca, Josep Maria Dalmau, explicó ayer que el consistorio ha puesto al servicio de los vecinos su abogado para tratar temas relacionados con la suspensión de pagos de Martinsa Fadesa.
Con esta iniciativa, los vecinos de Espui que lo desearon pudieron el pasado martes hablar con el abogado y asesorarse sobre las posibles medidas a tomar después del anuncio de suspensión de pagos por parte de Martinsa- Fadesa.
Según Dalmau, la intención del Ayuntamiento era la de “poner nuestro abogado a disposición de los vecinos”. El alcalde también explicó que actualmente sus asesores legales siguen recopilando documentación sobre el proyecto para decidir qué medidas se toman contra Martinsa- Fadesa. Por el momento, las obras siguen, aunque a un ritmo más lento de los previsto.